logo

Periodoncia

La periodoncia es aquella parte de la odontología que trata los tejidos que rodean al diente: encía y hueso de soporte.
La enfermedad periodontal es causada por la acumulación de placa dental bacteriana. Esta acumulación puede afectar a las encías (gingivitis) y, en estados más avanzados al hueso que los sostiene (periodontitis).

 

Preguntas frecuentes

¿Qué síntomas presenta?

Gingivitis:

• Puede no existir sintomatología precisa.
• Sangrado de las encías espontáneo o al cepillado.
• Aspecto de las encías enrojecido e hinchado.
• Presencia de placa bacteriana.

Periodontitis:

• Generalmente cursa sin dolor, con lo cual, puede pasar desapercibido y el diagnóstico puede realizarse demasiado tarde.
• Sangrado de las encías espontáneo o al cepillado.
• Aumento de la sensibilidad dentaria por recesión gingival.
• Encías separadas del diente.
• Movilidad dentaria.
• En ocasiones, mal aliento.
• Sensación de dientes más largos, abanicados y antiestéticos espacios negros entre los dientes.

¿En qué consiste el tratamiento?

Antes de tratar estas patologías se realiza un estudio clínico y radiológico para valorar la situación inicial.
El tratamiento consiste en eliminar los factores que producen la enfermedad y favorecer la salud de dientes a largo plazo.

¿Qué es un mantenimiento periodontal?

Es una etapa fundamental en el tratamiento periodontal. La finalidad es controlar las bacterias que colonizan el medio oral.
En cada visita se verificará la situación clínica diente por diente y se procederá a la eliminación del cálculo en las diferentes zonas de la boca.
La frecuencia de un mantenimiento se define para cada caso en particular aunque suele oscilar entre 3 o 6 meses dependiendo del caso.

¿Qué es una cirugía periodontal?

Existen casos en los que el profesional no puede llegar a eliminar todas las bacterias a través del raspado, bien porque las bolsas son muy profundas, bien porque existan dificultades de acceso. Para ello está indicada la cirugía periodontal.
El tratamiento consiste en realizar una pequeña incisión en la encía, separar el colgajo gingival y limpiar el saco periodontal infectado por placa. Tras ello, se vuelve a colocar la encía en su lugar mediante puntos de sutura.
Las encías y el hueso destruido por la periodontitis avanzada, no vuelve a crecer. Sin embargo hay técnicas especializadas que permiten reemplazar o reconstruir estas estructuras.

 

 

  • Share